COMO DAR UN TOQUE ORIENTAL A TUS COMIDAS

Imagen relacionada

1. Un toque agridulce

Uno de los sabores más característicos de la cocina oriental es el agridulce, que suele combinar toques salados, agrios o ácidos y dulces. Esto lo podemos lograr con la combinación de la sal, el azúcar y el vinagre o el limón.
  • Podemos preparar, por ejemplo, un plato de pasta, acompañado de una salsa de tomate a la cual le añadiremos un buen chorro de vinagre.
  • De este modo conseguimos potenciar el sabor del plato para hacerlo diferente y mucho más apetitoso.

2. El jengibre

El jengibre es una raíz exótica de sabor ácido, dulce y picante con increíbles propiedades digestivas, por lo cual es un ingrediente muy atractivo en la cocina.
Además, el jengibre aporta jugosidad a cualquier alimento, que ya puede ser vegetal, carne o pescado, o incluso en recetas dulces como galletas, bizcochos, helados o batidos.
  • Lo podemos usar en polvo o bien comprarlo fresco y hervirlo o rallarlo. ¡Prueba una ensalada con una vinagreta con un toque de jengibre!

3. Algas

Las algas son alimentos tan ricos en minerales que casi se podrían considerar suplementos. Son muy habituales en la gastronomía oriental, ya que se usan para envolver el sushi y acompañar todo tipo de guisos, sopas y arroces.
Cada alga tiene unas características diferentes de cocción. Puedes empezar por añadir:
  • Alga wakame a las cremas de verduras para darles cremosidad.
  • Alga kombu a los guisos de legumbres para ablandarlas.
  • Espagueti de mar a los arroces para reducir la cantidad de sal.
Resultado de imagen para COMO DAR UN TOQUE ORIENTAL A TUS COMIDAS

4. Salsa de soja

La salsa de soja es un condimento muy sabroso que podemos añadir a cualquier receta justo en el momento que apaguemos el fuego. Es decir, no tiene que cocinarse, con el fin de mantener sus propiedades.
  • Aunque la soja está en entredicho por sus efectos negativos sobre la salud, esta salsa se elabora con soja fermentada, que es mucho más digestiva y sana.
  • La salsa de soja lleva agua, soja, trigo y sal. Debemos evitar las que contengan otros ingredientes menos saludables.

5. Gomasio

El gomasio son las semillas de sésamo tostadas con sal y molidas. Un condimento muy sabroso y rico en minerales como el calcio que nos permite acompañar platos de pasta, arroz y sopas.
  • Podemos comprarlo o bien hacerlo nosotros mismos en casa.
  • La sal actúa también como conservante, por lo que podemos mantener este preparado fuera de la nevera.

Resultado de imagen para COMO DAR UN TOQUE ORIENTAL A TUS COMIDAS6. Fideos con caldo

Los fideos largos o espaguetis se suelen comer de muchas maneras. Una de ellas consiste en tomarlos con caldo, es decir, como si fuera una sopa.
  • Podemos hacer, por lo tanto, unos fideos con caldo de carne, verdura o pescado, y añadirle un poco de cebollino, unas semillas de sésamo y una pizca de jengibre.
  • También se venden unos fideos elaborados con harina de trigo sarraceno con un característico color gris.
Este alimento es muy nutritivo, rico en vitaminas, minerales y fibra, y le da un sabor muy especial a esta receta.
  • Si preparamos estos fideos los serviremos en un bol grande y los comeremos con palillos.

7. Arroz oriental

¿Por qué el arroz oriental lleva tan pocos ingredientes y, no obstante, tiene tanto sabor?
Los asiáticos suelen usar el glutamato monosódico, un aditivo artificial que, aunque da muy buen sabor, podría resultar perjudicial para la salud.
  • Nosotros podemos darle más sabor a nuestro arroz si antes de cocerlo lo pasamos en seco por la sartén con un poco de aceite y unos dientes de ajo.
  • Dejaremos que se tueste un poco para darle un delicioso sabor a fruto seco y, a continuación, lo coceremos como de costumbre.
  • También podemos recurrir a los tips anteriores y acompañar este arroz de algas, gomasio, jengibre rallado, un chorro de vinagre o salsa de soja.
Si podemos ir a una tienda asiática descubriremos productos tan interesantes como el vinagre de arroz, las ciruelas umeboshi, el jengibre confitado, el sésamo negro, el wasabi (picante) o el aceite de sésamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario